jueves, 3 de abril de 2008

Emergiendo de las profundidades


Hoy he recibido el email de un amigo, hacía mucho que no sabía de él y me ha presentado el resumen de estos últimos años comprimido en un blog.



Llevo tiempo pensando en intentarlo. Le he dicho que no tener un blog en estos tiempos es como no tener móvil, Mp3 o tarjeta de credito. Estás fuera, fuera del mundo.


Me he puesto manos a la obra y he insertado mi primera foto y mi primer texto. Seguro que le cojo el gustillo y en unos días lo he llenado. Me doy miedo. Sobre todo porque me acaban de regalar un libro y realmente no lo veo compatible.


Mañana veremos.

4 comentarios:

MANUEL DELGADO dijo...

¡Pero qué alegría más grande me acabas de dar! y qué privilegio estrenar este espacio interactivo con el primer comentario. Es curioso, Eva, como se puede estar tan lejos y tan cerca en un instante en este nuevo mundo que está lleno nexos, más o menos fiables, y que se hace amplio, cada vez más amplio...
Tú ya sabes de mi cariño. Ahora hay una liana que nos une, por muy lejos que me haya venido a plantar este árbol.
Ahora mismo te pongo un enlace en el Trilóptico.
mucha suerte y mil besinos

MANUEL DELGADO dijo...

No sé cómo ha sido, pero al final el comentario que te he dejado no ha salido con mi enlace al TRILÓPTICO, que es éste de ahora. Cosas que aún no entiendo. Pero no te asustes, no es tan complicado.

más besinos!

eva granados dijo...

Gracias Manuel, tu primer comentario me ha hecho mucha ilusión cuendo he abierto mi blog esta mañana. Tienes razón. Ahora estamos pared con pared. Si nos necesitmos solo hay que tocar con los nudillos.

mil besos

Anónimo dijo...

Qué bonitos recuerdos de la playa. Me gusta más Bolonia, pero Tarifa tampoco está nada mal.
Y la canción es preciosa.
Vaya dos poppys que estais hechas.
Besos.
JP.