domingo, 11 de mayo de 2008

"Yabó"

Definitivamente el womad me sigue enamorando, pero con el paso de las ediciones he aprendido a disfrutar plenamente el día y la tarde. Obligada a ello por el asalto de jóvenes (ejem...no quiere decir que yo no sea joven) botelloneros que inundan la Plaza con montones de bolsas, botellas y bidones de calimocho que hacen impracticable el recinto. Todavía no se si escuchan la música o les interesa el festival.

Pero siguiendo con mis preferencias, lo que más me gusta son los talleres.

Grupos de lejanos paises enseñan su música y bailes tradicionales. En una hora somos capaces de aprender una pequeña coreografía (un ocho como diarían en Fama). La gente participa activamente en los bailes y me lo paso estupendamente. Así, años tras año, vamos acumulando pasos de bailes exóticos.

Os dejo este vídeo de Siyaya (Zimbabue). Ayudada como no, por el pulso de Abi y algunas fotos que hice. Fijarse en las bailarinas, increibles. Medía hora más tarde se puso a llover, pero de allí no se movió ni Dios.

video

"Colorida, ambiental y rebosante de enrgía, la música y el baile de Siyaya transciende del lenguaje y se comunica directamente con el público..."

3 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Si la felicidad tuviera banda sonora, seguro que se bailaba así ;-)

eva granados dijo...

Lo bonito del womad es que esta es la banda sonora de tres días imnolvidables.

un abrazo

Photography Antonio dijo...

Querida Eva, Soy como el conejo de Alicia en el País de las Maravillas: no tengo tiempo, esto es ya una pequeña desgracia, pero siempre te agradeceré que esté incluido en tu vivencia-blog, esto si es una alegría
Besos
Antonio